What's New Here?

Ecocidio en Q Roo por 
desarrollos turísticos 
*El acelerado crecimiento de infraestructura turística de la Riviera Maya dañar el medio ambiente 
*La región es rica en hábitats naturales, en animales y la vida marina, y es hogar del segundo mayor arrecife de coral en el mundo
Nadia Hernández  Soto 
 El diario británico Financial Times se pregunta si la Riviera Maya, zona turística de México situada a lo largo del Mar Caribe en el estado de Quintana Roo, es ya una región "madura" para el desarrollo, y si esto no afectará el hábitat natural con la "prisa" de generar cambios.
El rotativo asegura que la velocidad del cambio en el desarrollo ha suscitado preocupación entre las organizaciones ambientales, dice el rotativo. La región es rica en hábitats naturales, en animales y la vida marina, y es hogar del segundo mayor arrecife de coral en el mundo. Hay afirmaciones de que el desarrollo ha sido responsable de la pérdida de hasta el 50 por ciento de los manglares y los corales, y ha causado la contaminación en el agua de la zona, que es suministrada por los acuíferos bajo tierra.
La nota firmada por Laura Latham recuerda que cuando las primeras máquinas excavadoras rodaron en el pueblo de Cancún, en la década de 1970, el lugar fue el hogar de menos de 200 personas. Los inversionistas fueron tan reacios a apostar por el éxito de la nueva región turística, que el gobierno federal se vio obligado a financiar el desarrollo inicial, asegura el medio extranjero.
Ahora, unos 17 millones de personas pasan por el aeropuerto internacional de Cancún cada año, la mayoría en ruta hacia la franja de complejos de rascacielos estilo Miami que curvan a lo largo de sus playas de arena blanca.
La popularidad de la zona y la multitud de vacacionistas provenientes de América del Norte y de Europa, ha alentado, inevitablemente, el mayor desarrollo de la costa de lo que ahora se llama la Riviera Maya.
Una carretera de cuatro carriles, indica el FT, lleva a los turistas a la ciudad de Playa del Carmen desde el aeropuerto en tan sólo 40 minutos y, en donde alguna vez hubo más que manglares y bosques, ahora hay hoteles y resorts en diversas fases de ejecución.
El desarrollo también se ha movido hacia la propiedad del complejo residencial destinado a los inversores extranjeros que quieren escapar de los "crudos" inviernos del norte, y los mexicanos que buscan playa, dice el rotativo británico.
"La oportunidad de esta región es fenomenal", dijo Agustín Sarasola, director de la promotora española OHL Desarrollos, que ha entrado en el mercado local. OHL está bajo escrutinio público por una serie de escándalos de corrupción en obras de infraestructura, sobre todo en el Estado de México.
"La Riviera Maya se está convirtiendo en uno de los principales destinos turísticos en el mundo", le dijo el directivo de OHL al diario británico.
"Sin embargo, la velocidad del cambio en el desarrollo ha suscitado preocupación entre las organizaciones ambientales. La región es rica en hábitats naturales, en animales y la vida marina, y es hogar del segundo mayor arrecife de coral en el mundo. Hay afirmaciones de que el desarrollo ha sido responsable de la pérdida de hasta el 50 por ciento de los manglares y los corales, y ha causado la contaminación en el agua de la zona, que es suministrada por los acuíferos bajo tierra", agrega Financial Times.
Las regulaciones protegen los sensibles ecosistemas, pero no son necesariamente una prioridad, dice el medio. "La aplicación de las leyes no siempre es tan fuerte como nos gustaría, pero hay un aumento de los esfuerzos del gobierno y de un diálogo más franco y abierto en cuanto a cómo podemos abordar el impacto del desarrollo en el medio ambiente local", dice Gonzalo Merediz Alonso, Director de Amigos de Sian Ka'an, una de las mayores organizaciones ambientales en México.
Merediz Alonso dice que un cierto nivel de desarrollo es sin duda necesario para crear puestos de trabajo y oportunidades. Sin embargo, él cree que es importante minimizar el impacto de la construcción. "Necesitamos un nuevo modelo, uno de desarrollo de baja densidad que traiga altos ingresos y trabaje dentro del entorno de la Riviera Maya y la cultura local".
Los amigos de Sian Ka'an -nombre de la reserva de biosfera protegida cerca de Tulum- han ayudado a poner en práctica la protección de los hábitats ecológicos importantes en la región, dice el Financial Times.
También han trabajado para mejorar el sistema de alcantarillado local y encabezado limpiezas de playas, que a veces son mancilladas por los residuos traídos por las corrientes oceánicas de los buques en tránsito.
El diario británico otorga ejemplos de los desarrollos turísticos que están en vías de concretarse o ya por concluir. Ejemplo es el modelo para ingresos altos que realizó OHL en la zona del complejo Mayakoba en 1998. Este proyecto de 650 hectáreas ofrece un hotel de alto nivel y propiedad residencial en medio de un paisaje de plantaciones forestales y manglares extensos, con cursos de agua que atraen a una gran variedad de vida silvestre, incluyendo aves raras, tortugas y cocodrilos.
Muchos terrenos se arriendan en partes a las principales cadenas de hoteles como Fairmont, Rosewood y Banyan Tree. Todos ofrecen productos residenciales destinadas a los compradores internacionales y locales de altos ingresos.
Otro ejemplo es el Fairmont Heritage Place, que lanzó recientemente su programa de "productos fraccionados", en la que amplios apartamentos de tres dormitorios, con piscina y que pueden ser usadas tres semanas por año, tienen un precio de 179 mil dólares, con un modelo de venta "muy ágil", indica el medio extranjero.
Por otra parte, el Banyan Tree, un alojamiento en un hotel estilo villa, también incluye una serie de propiedades en venta. De sus 50 unidades residenciales existen ocho villas frente al mar, todas vendidas, y 42 propiedades frente al río y al campo de golf.
Otras cinco residencias de dos y tres dormitorios están en la actualidad en el mercado, por 850 mil dólares, que incluyen acceso al campo de golf de campeonato PGA de Mayakoba, con piscinas privadas y completamente amuebladas.
Estas villas representan algunas de las propiedades de más alto precio, y eso que no se encuentran frente a la playa, según Violeta Márquez, agente de ventas de la oficina local de Sotheby International Realty. "La alta gama de propiedad frente al mar inicia desde alrededor de 1 millón de dólares por un apartamento de dos dormitorios, y de 2 millones por una villa de cuatro dormitorios. Pero ya hay muy poco espacio frente a la playa", le dijo Márquez al medio británico.
Más lejos de la playa hay propiedades con precios de entre 500 mil y 700 mil dólares por departamentos de dos dormitorios, que se encuentran en una urbanización con buenas comodidades en, o también, cerca de la Playa del Carmen, donde es posible pagar menos de 300 mil dólares para una unidad de un dormitorio, en un edificio más básico.
"Es difícil para los compradores extranjeros entender que se puede conseguir una mejor relación de calidad y precio, aquí que en mercados similares, como el Caribe", dice Márquez. "Es raro encontrar inmuebles de lujo que cuesten más de 4 millones de dólares".

La creciente popularidad de la zona entre los propietarios de segundas residencias internacionales y mexicanos ricos está, sin embargo, empujando los precios fuera del alcance de muchos residentes. La mayoría son atraídos a la zona por el empleo en el turismo, provenientes desde Cancún o desde el interior.
El gobierno local, asegura el Financial Times, quiere abordar esya cuestión, trabajando con los desarrolladores para incorporar bajo costo y viviendas sociales en el plan urbano de Playa del Carmen. La primera y, posiblemente la mayor de estas iniciativas de gran escala es Ciudad Mayakoba, que se anunció en marzo.
Construida por OHL Desarrollos, Ciudad Mayakoba cubrirá 409 hectáreas y estará dirigido principalmente al mercado familiar, ya que contará con cuatro barrios con propiedad de calidad residencial, unidades comerciales y tiendas minoristas, parques, instalaciones de educación, de salud y servicios de ocio, como un campo de golf incluido.
Más de 3 mil de los 17 mil hogares propuestos por OHL serán reservados para los residentes locales. Las propiedades de bajo costo parten de alrededor de 60 mil dólares y se construirán en colaboración con la empresa mexicana de viviendas sociales Vinte.
El barrio Senderos de Mayakoba recientemente lanzado tendrá 800 viviendas de alrededor de 200 mil dólares, pero es demasiado pronto para decir cuánto costarán las casas de gama alta, dice el diario británico.
Sarasola, de OHL Desarrollos, dice estar comprometido con los objetivos del proyecto y asegura que el crecimiento controlado es mejor que el desarrollo sin control. "El turismo genera mano de obra intensiva, pero muchos trabajadores tienen largos desplazamientos, no es económico para ellos y contribuye a un estilo de vida pobre, junto con [el] tráfico", dice.
"Dar a las personas la oportunidad de vivir donde trabajan, en un alojamiento de calidad, mejora la vida en todos los aspectos y es mejor para el medio ambiente", dijo el directivo de OHL.
No hay duda de que la economía de México y la población necesitan un turismo exitoso y emprendimientos residenciales, pero la gestión sostenible también es imprescindible para proteger los activos que atraen a los visitantes que financian estos sectores, dice el Financial Times.
Existe un fuerte sentimiento local de que el desarrollo debe ser controlado. "El desarrollo y la conservación pueden coexistir, pero tenemos que trabajar con el cambio, no enfrentarse a él", dijo al rotativo el directivo de Amigos de Sian Ka'an.

Ecocidio en Q Roo por desarrollos turísticos

Posted by LINO CALDERON No comments

Ecocidio en Q Roo por 
desarrollos turísticos 
*El acelerado crecimiento de infraestructura turística de la Riviera Maya dañar el medio ambiente 
*La región es rica en hábitats naturales, en animales y la vida marina, y es hogar del segundo mayor arrecife de coral en el mundo
Nadia Hernández  Soto 
 El diario británico Financial Times se pregunta si la Riviera Maya, zona turística de México situada a lo largo del Mar Caribe en el estado de Quintana Roo, es ya una región "madura" para el desarrollo, y si esto no afectará el hábitat natural con la "prisa" de generar cambios.
El rotativo asegura que la velocidad del cambio en el desarrollo ha suscitado preocupación entre las organizaciones ambientales, dice el rotativo. La región es rica en hábitats naturales, en animales y la vida marina, y es hogar del segundo mayor arrecife de coral en el mundo. Hay afirmaciones de que el desarrollo ha sido responsable de la pérdida de hasta el 50 por ciento de los manglares y los corales, y ha causado la contaminación en el agua de la zona, que es suministrada por los acuíferos bajo tierra.
La nota firmada por Laura Latham recuerda que cuando las primeras máquinas excavadoras rodaron en el pueblo de Cancún, en la década de 1970, el lugar fue el hogar de menos de 200 personas. Los inversionistas fueron tan reacios a apostar por el éxito de la nueva región turística, que el gobierno federal se vio obligado a financiar el desarrollo inicial, asegura el medio extranjero.
Ahora, unos 17 millones de personas pasan por el aeropuerto internacional de Cancún cada año, la mayoría en ruta hacia la franja de complejos de rascacielos estilo Miami que curvan a lo largo de sus playas de arena blanca.
La popularidad de la zona y la multitud de vacacionistas provenientes de América del Norte y de Europa, ha alentado, inevitablemente, el mayor desarrollo de la costa de lo que ahora se llama la Riviera Maya.
Una carretera de cuatro carriles, indica el FT, lleva a los turistas a la ciudad de Playa del Carmen desde el aeropuerto en tan sólo 40 minutos y, en donde alguna vez hubo más que manglares y bosques, ahora hay hoteles y resorts en diversas fases de ejecución.
El desarrollo también se ha movido hacia la propiedad del complejo residencial destinado a los inversores extranjeros que quieren escapar de los "crudos" inviernos del norte, y los mexicanos que buscan playa, dice el rotativo británico.
"La oportunidad de esta región es fenomenal", dijo Agustín Sarasola, director de la promotora española OHL Desarrollos, que ha entrado en el mercado local. OHL está bajo escrutinio público por una serie de escándalos de corrupción en obras de infraestructura, sobre todo en el Estado de México.
"La Riviera Maya se está convirtiendo en uno de los principales destinos turísticos en el mundo", le dijo el directivo de OHL al diario británico.
"Sin embargo, la velocidad del cambio en el desarrollo ha suscitado preocupación entre las organizaciones ambientales. La región es rica en hábitats naturales, en animales y la vida marina, y es hogar del segundo mayor arrecife de coral en el mundo. Hay afirmaciones de que el desarrollo ha sido responsable de la pérdida de hasta el 50 por ciento de los manglares y los corales, y ha causado la contaminación en el agua de la zona, que es suministrada por los acuíferos bajo tierra", agrega Financial Times.
Las regulaciones protegen los sensibles ecosistemas, pero no son necesariamente una prioridad, dice el medio. "La aplicación de las leyes no siempre es tan fuerte como nos gustaría, pero hay un aumento de los esfuerzos del gobierno y de un diálogo más franco y abierto en cuanto a cómo podemos abordar el impacto del desarrollo en el medio ambiente local", dice Gonzalo Merediz Alonso, Director de Amigos de Sian Ka'an, una de las mayores organizaciones ambientales en México.
Merediz Alonso dice que un cierto nivel de desarrollo es sin duda necesario para crear puestos de trabajo y oportunidades. Sin embargo, él cree que es importante minimizar el impacto de la construcción. "Necesitamos un nuevo modelo, uno de desarrollo de baja densidad que traiga altos ingresos y trabaje dentro del entorno de la Riviera Maya y la cultura local".
Los amigos de Sian Ka'an -nombre de la reserva de biosfera protegida cerca de Tulum- han ayudado a poner en práctica la protección de los hábitats ecológicos importantes en la región, dice el Financial Times.
También han trabajado para mejorar el sistema de alcantarillado local y encabezado limpiezas de playas, que a veces son mancilladas por los residuos traídos por las corrientes oceánicas de los buques en tránsito.
El diario británico otorga ejemplos de los desarrollos turísticos que están en vías de concretarse o ya por concluir. Ejemplo es el modelo para ingresos altos que realizó OHL en la zona del complejo Mayakoba en 1998. Este proyecto de 650 hectáreas ofrece un hotel de alto nivel y propiedad residencial en medio de un paisaje de plantaciones forestales y manglares extensos, con cursos de agua que atraen a una gran variedad de vida silvestre, incluyendo aves raras, tortugas y cocodrilos.
Muchos terrenos se arriendan en partes a las principales cadenas de hoteles como Fairmont, Rosewood y Banyan Tree. Todos ofrecen productos residenciales destinadas a los compradores internacionales y locales de altos ingresos.
Otro ejemplo es el Fairmont Heritage Place, que lanzó recientemente su programa de "productos fraccionados", en la que amplios apartamentos de tres dormitorios, con piscina y que pueden ser usadas tres semanas por año, tienen un precio de 179 mil dólares, con un modelo de venta "muy ágil", indica el medio extranjero.
Por otra parte, el Banyan Tree, un alojamiento en un hotel estilo villa, también incluye una serie de propiedades en venta. De sus 50 unidades residenciales existen ocho villas frente al mar, todas vendidas, y 42 propiedades frente al río y al campo de golf.
Otras cinco residencias de dos y tres dormitorios están en la actualidad en el mercado, por 850 mil dólares, que incluyen acceso al campo de golf de campeonato PGA de Mayakoba, con piscinas privadas y completamente amuebladas.
Estas villas representan algunas de las propiedades de más alto precio, y eso que no se encuentran frente a la playa, según Violeta Márquez, agente de ventas de la oficina local de Sotheby International Realty. "La alta gama de propiedad frente al mar inicia desde alrededor de 1 millón de dólares por un apartamento de dos dormitorios, y de 2 millones por una villa de cuatro dormitorios. Pero ya hay muy poco espacio frente a la playa", le dijo Márquez al medio británico.
Más lejos de la playa hay propiedades con precios de entre 500 mil y 700 mil dólares por departamentos de dos dormitorios, que se encuentran en una urbanización con buenas comodidades en, o también, cerca de la Playa del Carmen, donde es posible pagar menos de 300 mil dólares para una unidad de un dormitorio, en un edificio más básico.
"Es difícil para los compradores extranjeros entender que se puede conseguir una mejor relación de calidad y precio, aquí que en mercados similares, como el Caribe", dice Márquez. "Es raro encontrar inmuebles de lujo que cuesten más de 4 millones de dólares".

La creciente popularidad de la zona entre los propietarios de segundas residencias internacionales y mexicanos ricos está, sin embargo, empujando los precios fuera del alcance de muchos residentes. La mayoría son atraídos a la zona por el empleo en el turismo, provenientes desde Cancún o desde el interior.
El gobierno local, asegura el Financial Times, quiere abordar esya cuestión, trabajando con los desarrolladores para incorporar bajo costo y viviendas sociales en el plan urbano de Playa del Carmen. La primera y, posiblemente la mayor de estas iniciativas de gran escala es Ciudad Mayakoba, que se anunció en marzo.
Construida por OHL Desarrollos, Ciudad Mayakoba cubrirá 409 hectáreas y estará dirigido principalmente al mercado familiar, ya que contará con cuatro barrios con propiedad de calidad residencial, unidades comerciales y tiendas minoristas, parques, instalaciones de educación, de salud y servicios de ocio, como un campo de golf incluido.
Más de 3 mil de los 17 mil hogares propuestos por OHL serán reservados para los residentes locales. Las propiedades de bajo costo parten de alrededor de 60 mil dólares y se construirán en colaboración con la empresa mexicana de viviendas sociales Vinte.
El barrio Senderos de Mayakoba recientemente lanzado tendrá 800 viviendas de alrededor de 200 mil dólares, pero es demasiado pronto para decir cuánto costarán las casas de gama alta, dice el diario británico.
Sarasola, de OHL Desarrollos, dice estar comprometido con los objetivos del proyecto y asegura que el crecimiento controlado es mejor que el desarrollo sin control. "El turismo genera mano de obra intensiva, pero muchos trabajadores tienen largos desplazamientos, no es económico para ellos y contribuye a un estilo de vida pobre, junto con [el] tráfico", dice.
"Dar a las personas la oportunidad de vivir donde trabajan, en un alojamiento de calidad, mejora la vida en todos los aspectos y es mejor para el medio ambiente", dijo el directivo de OHL.
No hay duda de que la economía de México y la población necesitan un turismo exitoso y emprendimientos residenciales, pero la gestión sostenible también es imprescindible para proteger los activos que atraen a los visitantes que financian estos sectores, dice el Financial Times.
Existe un fuerte sentimiento local de que el desarrollo debe ser controlado. "El desarrollo y la conservación pueden coexistir, pero tenemos que trabajar con el cambio, no enfrentarse a él", dijo al rotativo el directivo de Amigos de Sian Ka'an.

0 comentarios:

Entradas populares

What they says

free counters

CHAPINGO

CHAPINGO

Entradas populares

Con tecnología de Blogger.

Visitors