What's New Here?



CIDH llama a una moratoria en la aplicación de la pena de muerte

Dilo Tú

CIDH
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llama a una moratoria en la aplicación de la pena de muerte en los Estados de la región que aún la mantienen, en ocasión de la publicación hoy del informe "La pena de muerte en el sistema interamericano de derechos humanos: de restricciones a abolición". El informe busca difundir los estándares desarrollados con relación a la aplicación restrictiva de la pena de muerte, según ha sido examinada por los órganos del Sistema Interamericano en nueve Estados de la región en los últimos quince años: Barbados, Cuba, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Granada, Jamaica, Las Bahamas, y Trinidad y Tobago.
En vista de estos estándares y desarrollos en la región, y a la luz del objetivo de eliminar gradualmente la pena de muerte en el sistema interamericano, la Comisión Interamericana insta a los Estados Miembros de la OEA que mantienen la pena de muerte a eliminarla o, en su defecto, a imponer una moratoria en su aplicación. Además, el informe recomienda a los Estados ratificar el Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la Abolición de la Pena de Muerte; abstenerse de adoptar medidas que busquen la extensión de la aplicación de la pena de muerte o su reincorporación; adoptar las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento con los más estrictos estándares del debido proceso en casos que involucran la aplicación de la pena capital; adoptar las medidas necesarias para asegurar que los estándares del derecho interno satisfagan el más riguroso nivel de examen aplicable a los casos de pena de muerte; y asegurar el cumplimiento integral de las decisiones de la Comisión y la Corte Interamericanas, específicamente de las decisiones que involucran casos individuales, así como medidas cautelares y provisionales relacionadas con la pena de muerte.
Los instrumentos regionales de protección de los derechos humanos no prohíben per se la imposición de la pena de muerte, pero establecen restricciones y prohibiciones específicas respecto de su aplicación. Por ejemplo, sin llegar a decidir la abolición de la pena de muerte, la Convención Americana adoptó las disposiciones requeridas para limitar definitivamente su aplicación y su ámbito, de modo que se fuera reduciendo hasta su supresión final. En este sentido, la CIDH afirma que existe una tendencia mundial hacia la abolición de la pena de muerte que se hace evidente en los recientes desarrollos en esta materia a nivel de las Naciones Unidas, sistemas regionales de protección de derechos humanos y en el ámbito del derecho penal internacional.
En el informe, la Comisión destaca algunos avances relacionados con la imposición de la pena de muerte en la región en años recientes. De particular importancia han sido los avances relacionados con la imposición obligatoria de la pena de muerte, es decir, cuando ésta es impuesta tras la condena por un crimen sin la oportunidad de presentar ni considerar circunstancias atenuantes. Como consecuencia del desarrollo de estándares interamericanos que establecieron que la pena de muerte obligatoria contraviene la Convención Americana y la Declaración Americana, así como de la interacción entre los órganos interamericanos y los órganos judiciales del Commonwealth Caribeño, entre otros factores, se avanzó en la derogación de esta figura en la mayoría de países del Caribe. La CIDH espera que se continúe avanzando en este sentido hasta su derogación en todos los países de la región.
Por otra parte, persisten importantes y preocupantes desafíos en relación con el incumplimiento de los Estados. En particular, la CIDH destaca que Estados miembros de la OEA han ejecutado en los últimos 15 años a personas sentenciadas a muerte incumpliendo medidas cautelares otorgadas por la Comisión o medidas provisionales otorgadas por la Corte en el marco de casos o peticiones en los que se alegaban serias violaciones al debido proceso, entre otras violaciones. Cuando esto ocurre, se sustrae toda eficacia al proceso ante la Comisión e inflige un daño irreparable a esas personas, en violación de las obligaciones internacionales de los Estados en materia de derechos humanos.
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

EXHORTAN MORATORIA APLICACIÓN PENA DE MUERTE

Posted by LINO CALDERON No comments



CIDH llama a una moratoria en la aplicación de la pena de muerte

Dilo Tú

CIDH
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llama a una moratoria en la aplicación de la pena de muerte en los Estados de la región que aún la mantienen, en ocasión de la publicación hoy del informe "La pena de muerte en el sistema interamericano de derechos humanos: de restricciones a abolición". El informe busca difundir los estándares desarrollados con relación a la aplicación restrictiva de la pena de muerte, según ha sido examinada por los órganos del Sistema Interamericano en nueve Estados de la región en los últimos quince años: Barbados, Cuba, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Granada, Jamaica, Las Bahamas, y Trinidad y Tobago.
En vista de estos estándares y desarrollos en la región, y a la luz del objetivo de eliminar gradualmente la pena de muerte en el sistema interamericano, la Comisión Interamericana insta a los Estados Miembros de la OEA que mantienen la pena de muerte a eliminarla o, en su defecto, a imponer una moratoria en su aplicación. Además, el informe recomienda a los Estados ratificar el Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la Abolición de la Pena de Muerte; abstenerse de adoptar medidas que busquen la extensión de la aplicación de la pena de muerte o su reincorporación; adoptar las medidas necesarias para asegurar el cumplimiento con los más estrictos estándares del debido proceso en casos que involucran la aplicación de la pena capital; adoptar las medidas necesarias para asegurar que los estándares del derecho interno satisfagan el más riguroso nivel de examen aplicable a los casos de pena de muerte; y asegurar el cumplimiento integral de las decisiones de la Comisión y la Corte Interamericanas, específicamente de las decisiones que involucran casos individuales, así como medidas cautelares y provisionales relacionadas con la pena de muerte.
Los instrumentos regionales de protección de los derechos humanos no prohíben per se la imposición de la pena de muerte, pero establecen restricciones y prohibiciones específicas respecto de su aplicación. Por ejemplo, sin llegar a decidir la abolición de la pena de muerte, la Convención Americana adoptó las disposiciones requeridas para limitar definitivamente su aplicación y su ámbito, de modo que se fuera reduciendo hasta su supresión final. En este sentido, la CIDH afirma que existe una tendencia mundial hacia la abolición de la pena de muerte que se hace evidente en los recientes desarrollos en esta materia a nivel de las Naciones Unidas, sistemas regionales de protección de derechos humanos y en el ámbito del derecho penal internacional.
En el informe, la Comisión destaca algunos avances relacionados con la imposición de la pena de muerte en la región en años recientes. De particular importancia han sido los avances relacionados con la imposición obligatoria de la pena de muerte, es decir, cuando ésta es impuesta tras la condena por un crimen sin la oportunidad de presentar ni considerar circunstancias atenuantes. Como consecuencia del desarrollo de estándares interamericanos que establecieron que la pena de muerte obligatoria contraviene la Convención Americana y la Declaración Americana, así como de la interacción entre los órganos interamericanos y los órganos judiciales del Commonwealth Caribeño, entre otros factores, se avanzó en la derogación de esta figura en la mayoría de países del Caribe. La CIDH espera que se continúe avanzando en este sentido hasta su derogación en todos los países de la región.
Por otra parte, persisten importantes y preocupantes desafíos en relación con el incumplimiento de los Estados. En particular, la CIDH destaca que Estados miembros de la OEA han ejecutado en los últimos 15 años a personas sentenciadas a muerte incumpliendo medidas cautelares otorgadas por la Comisión o medidas provisionales otorgadas por la Corte en el marco de casos o peticiones en los que se alegaban serias violaciones al debido proceso, entre otras violaciones. Cuando esto ocurre, se sustrae toda eficacia al proceso ante la Comisión e inflige un daño irreparable a esas personas, en violación de las obligaciones internacionales de los Estados en materia de derechos humanos.
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

0 comentarios:






SI NO ESTÁS CONMIGO, ESTOY CONTRA TÍ

Por Renato Consuegra *

México, D. F., a 3 de agosto de 2012

El pasado 10 de julio se alertó en este espacio del peligroso mensaje que tanto los dirigentes como los simpatizantes del llamado Movimiento Progresista y de Andrés Manuel López impulsaban en contra de la cadena de tiendas Soriana. Las consecuencias están a la vista con un mensaje amañado, manipulador y crecientemente autoritario, despótico: si no estás conmigo, estoy contra ti. Así lo hicieron y hoy la cadena departamental ha sufrido ataques delincuenciales, además de los oficiosos de Clara Brugada y los mediáticos de los presuntamente defraudados.

En un país donde la impunidad es una carta de invitación para los ataques delincuenciales, el mensaje ya hizo mella en algunas mentes débiles que, probablemente, estén propiciando estos ataques.
Los maestros del fraude que cada trienio se trampean a sí mismos a la hora de elegir candidatos o a sus directivas, utilizan como chivo expiatorio de su fracaso como partido, como políticos y como ciudadanos, a una empresa cuyo único “delito” fue realizar una transacción comercial porque, hasta hoy, sus acusadores no han demostrado documentalmente lo contrario, salvo sus propias especulaciones.
Lo que hoy manifiesta este grupo político es su vena autoritaria y antidemocrática, francamente stalinista con un creciente culto a la personalidad de su principal líder y la utilización de todos los medios posibles para intentar tomar el control de la conciencia colectiva. De la misma forma como lo realizan algunos de los medios a los que tachan de someterse al PRI, este grupo repite sus mentiras una y otra vez a cada momento, para que en la mente de algunos creyentes se conviertan en realidad y tomen acciones radicales. Finalmente, no serán ellos los que paguen la consecuencia de las acciones de sus seguidores, si estos fueron los causantes de los daños.

Hoy la empresa departamental tendría todo el derecho de acusar como autores intelectuales de los ataques a los integrantes del Movimiento Progresista por hacer apología del delito e incitar a la violencia porque, lo que están realizando, no es libertad de expresión.
Los agravios no han sido únicamente contra Soriana, sino también contra los periodistas Ricardo Alemán y Carlos Marín, quienes fueron agredidos verbalmente y a punto estuvieron de serlo físicamente; contra la empresa Televisa y más recientemente, contra una periodista que simpatiza parcialmente con su movimiento, Carmen Aristegui, quien los exhibió como tramposos al utilizar su voz en un spot, sin su consentimiento, porque, la propia presentadora de noticias también podría encarar una denuncia por parte de Monex por la frase: "Tarjetas Monex que hay indicios de lavado de dinero".
Este ha sido el error de López Obrador y el hoy Movimiento Progresista. Querer imponer mediáticamente una sola visión que llega a los límites de la violencia verbal, cuyo único objetivo es venderse ante miles de seguidores como un movimiento que salvará al país, cuando la salvación real de México no se encuentra en los políticos, sino en los propios ciudadanos.
Tampoco es valedero tratar de imponer a los demás decisiones propias. A la gente se le convence, se le conmina y se le convoca. No sólo es de doble moral decir una cosa y hacer otra, sino que es de mentes autoritarias, fascistas, caciquiles, dictatoriales, querer imponer a otros lo que a esas mentes les gusta, les interesa o les conviene.
Olvidan que en un país democrático cada individuo tiene libertad para elegir qué hacer dentro de los cauces de la legalidad. Por ejemplo, no ver televisión y sí leer; no comprar en una tienda departamental y mejor en un mercado o tianguis; dejar de escuchar a cierto presentador de noticias o elegir a otro; creer en las encuestas o no hacerlo, votar por un candidato o candidata y no por otro; ser parte de la corrupción o vivir de una manera ética. Cada decisión que se toma tiene sus consecuencias, positivas o negativas.
López Obrador sufre hoy las consecuencias de sus propias acciones y de su mensaje: “Si no estás conmigo, estoy contra ti”






SI NO ESTÁS CONMIGO, ESTOY CONTRA TÍ

Posted by LINO CALDERON No comments






SI NO ESTÁS CONMIGO, ESTOY CONTRA TÍ

Por Renato Consuegra *

México, D. F., a 3 de agosto de 2012

El pasado 10 de julio se alertó en este espacio del peligroso mensaje que tanto los dirigentes como los simpatizantes del llamado Movimiento Progresista y de Andrés Manuel López impulsaban en contra de la cadena de tiendas Soriana. Las consecuencias están a la vista con un mensaje amañado, manipulador y crecientemente autoritario, despótico: si no estás conmigo, estoy contra ti. Así lo hicieron y hoy la cadena departamental ha sufrido ataques delincuenciales, además de los oficiosos de Clara Brugada y los mediáticos de los presuntamente defraudados.

En un país donde la impunidad es una carta de invitación para los ataques delincuenciales, el mensaje ya hizo mella en algunas mentes débiles que, probablemente, estén propiciando estos ataques.
Los maestros del fraude que cada trienio se trampean a sí mismos a la hora de elegir candidatos o a sus directivas, utilizan como chivo expiatorio de su fracaso como partido, como políticos y como ciudadanos, a una empresa cuyo único “delito” fue realizar una transacción comercial porque, hasta hoy, sus acusadores no han demostrado documentalmente lo contrario, salvo sus propias especulaciones.
Lo que hoy manifiesta este grupo político es su vena autoritaria y antidemocrática, francamente stalinista con un creciente culto a la personalidad de su principal líder y la utilización de todos los medios posibles para intentar tomar el control de la conciencia colectiva. De la misma forma como lo realizan algunos de los medios a los que tachan de someterse al PRI, este grupo repite sus mentiras una y otra vez a cada momento, para que en la mente de algunos creyentes se conviertan en realidad y tomen acciones radicales. Finalmente, no serán ellos los que paguen la consecuencia de las acciones de sus seguidores, si estos fueron los causantes de los daños.

Hoy la empresa departamental tendría todo el derecho de acusar como autores intelectuales de los ataques a los integrantes del Movimiento Progresista por hacer apología del delito e incitar a la violencia porque, lo que están realizando, no es libertad de expresión.
Los agravios no han sido únicamente contra Soriana, sino también contra los periodistas Ricardo Alemán y Carlos Marín, quienes fueron agredidos verbalmente y a punto estuvieron de serlo físicamente; contra la empresa Televisa y más recientemente, contra una periodista que simpatiza parcialmente con su movimiento, Carmen Aristegui, quien los exhibió como tramposos al utilizar su voz en un spot, sin su consentimiento, porque, la propia presentadora de noticias también podría encarar una denuncia por parte de Monex por la frase: "Tarjetas Monex que hay indicios de lavado de dinero".
Este ha sido el error de López Obrador y el hoy Movimiento Progresista. Querer imponer mediáticamente una sola visión que llega a los límites de la violencia verbal, cuyo único objetivo es venderse ante miles de seguidores como un movimiento que salvará al país, cuando la salvación real de México no se encuentra en los políticos, sino en los propios ciudadanos.
Tampoco es valedero tratar de imponer a los demás decisiones propias. A la gente se le convence, se le conmina y se le convoca. No sólo es de doble moral decir una cosa y hacer otra, sino que es de mentes autoritarias, fascistas, caciquiles, dictatoriales, querer imponer a otros lo que a esas mentes les gusta, les interesa o les conviene.
Olvidan que en un país democrático cada individuo tiene libertad para elegir qué hacer dentro de los cauces de la legalidad. Por ejemplo, no ver televisión y sí leer; no comprar en una tienda departamental y mejor en un mercado o tianguis; dejar de escuchar a cierto presentador de noticias o elegir a otro; creer en las encuestas o no hacerlo, votar por un candidato o candidata y no por otro; ser parte de la corrupción o vivir de una manera ética. Cada decisión que se toma tiene sus consecuencias, positivas o negativas.
López Obrador sufre hoy las consecuencias de sus propias acciones y de su mensaje: “Si no estás conmigo, estoy contra ti”






0 comentarios:

Entradas populares

What they says

free counters

CHAPINGO

CHAPINGO

Entradas populares

Con tecnología de Blogger.

Visitors