What's New Here?



Su correo ganó $1,000,000.00.Abrir archivo adjunto para el detalle

** Su Cuenta Ha Ganado (Confirmar para la entrega) **

Posted by LINO CALDERON No comments



Su correo ganó $1,000,000.00.Abrir archivo adjunto para el detalle

0 comentarios:

Amparos contra decreto automotriz

Economía, sin sustento: AMIA

Ángel Iturralde

Ante el plumazo en la que se desacreditan las fuertes inversiones en el sector automotriz a través de un decreto presidencial en el que obliga a los productores de automóviles elevar su producción, rompe de tajo la capacidad de cada una de las empresas automotrices para producirlos por lo que en el corto plazo presentarán amparos ante esta medida que consideran injusta.   

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien comentó que el sector analizará si interpone una acción legal que frene la propuesta del gobierno, dijo que la Secretaría de Economía (SE) no cuenta con un argumento sustentado para modificar el decreto automotriz que plantea elevar el nivel de producción de 50,000 a 100,000 unidades anuales para obtener el registro como fabricante, puesto que, si pretende cancelar el registro a Toyota, está en todo su derecho con la ley actual, sentenció

"Le hemos expresado a la autoridad (SE) el impacto de este decreto, no estamos de acuerdo... Me parece que un cambio de esta naturaleza representa un cambio en las reglas del juego y, por supuesto, tiene implicaciones para la incertidumbre y el inversionista", respondió en conferencia de prensa.

Dijo que la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) está considerando la posibilidad de interponer algún recurso legal en contra de la posible modificación al Decreto Automotriz, adelantó el presidente del organismo, Eduardo Solís Sánchez.

El representante de las empresas armadoras en México estableció que si alguna empresa integrante de la AMIA faltó al decreto vigente, pues entonces que se le aplique la ley y las sanciones que le son acreedoras.

Sin embargo, dijo, la autoridad no puede decir que una empresa no cumple y con ese argumento le cambian las reglas. "Si no cumple con las reglas actuales, que se le apliquen sanciones conforme a la ley".

Semanas atrás, la Secretaría de Economía envió a la Cofemer un anteproyecto que modifica el decreto automotriz para el registro de empresas productoras aumentando el nivel de fabricación anual, en donde la ensambladora Toyota saldría afectada por incumplir con la cuota para recibir los apoyos gubernamentales

En entrevista, precisó sin embargo que serán las propias empresas afectadas las que determinarán si se protegen con algún recurso legal o no.

Esto después de que la Secretaría de Economía (SE) anunció modificaciones al Decreto Automotriz -que se encuentran en consulta pública en la Cofemer- a través de las cuales obligaría a los fabricantes en México a producir cien mil vehículos anuales y no 50 mil como está considerado, para gozar de beneficios arancelarios.

La semana pasada, el titular de la SE, Bruno Ferrari, dijo que con este proceso se pretende dar el mismo trato a todas las empresas armadoras en el país, pues si bien hay muchas compañías que realizan inversiones multimillonarias, hay otras como Toyota que no cumple sus compromisos en esta materia.

En ese sentido, Solís Sánchez declaró que la Asociación está de acuerdo en que se sancione a quienes incumplan el Decreto Automotriz, "pero, si como dice la empresa (Toyota), no las ha tenido, entonces ¿Por qué el cambio al decreto?".

Por lo tanto, aseveró que la industria no está de acuerdo con las opiniones expresadas en torno a la justificación de esas modificaciones.

Recordó que el sector jamás fue consultado para emitir tales modificaciones, por lo que, por lo pronto, ya emitió su opinión a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), aunque expresó la preocupación de los fabricantes por el avance que pueda tener la iniciativa del gobierno federal.

El representante de la industria automotriz dijo que ya tuvieron acercamientos con el secretario de Economía, Bruno Ferrari, pero dejó en claro que no hay nada en concreto.

En torno a las inversiones en el sector, Solís Sánchez expuso que como en cualquier otra industria, estos cambios a las reglas del juego provocan incertidumbre a los inversionistas y "por supuesto la incertidumbre no ayuda a las inversiones".

Cabe mencionar que la intención de realizar los cambios se dio a conocer después de que la empresa japonesa Toyota ganara la suspensión provisional de la NOM-163 de eficiencia energética el pasado mes de octubre.

Solís Sánchez declaró que la Asociación está de acuerdo en que se sancione a quienes incumplan el Decreto Automotriz, "pero, si como dice la empresa (Toyota), no las ha tenido, entonces ¿Por qué el cambio al decreto?".

Recordó que el sector jamás fue consultado para emitir tales modificaciones, por lo que ya emitió su opinión a la Cofemer, aunque expresó la preocupación de los fabricantes por el avance que pueda tener la iniciativa del gobierno federal.

El representante de la industria automotriz dijo que ya tuvieron acercamientos con Bruno Ferrari, pero dejó en claro que no hay nada en concreto.

En torno a las inversiones en el sector, Solís Sánchez expuso que como en cualquier otra industria, estos cambios a las reglas del juego provocan incertidumbre a los inversionistas y "por supuesto la incertidumbre no ayuda a las inversiones".

Amparos contra decreto automotriz

Posted by LINO CALDERON No comments

Amparos contra decreto automotriz

Economía, sin sustento: AMIA

Ángel Iturralde

Ante el plumazo en la que se desacreditan las fuertes inversiones en el sector automotriz a través de un decreto presidencial en el que obliga a los productores de automóviles elevar su producción, rompe de tajo la capacidad de cada una de las empresas automotrices para producirlos por lo que en el corto plazo presentarán amparos ante esta medida que consideran injusta.   

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien comentó que el sector analizará si interpone una acción legal que frene la propuesta del gobierno, dijo que la Secretaría de Economía (SE) no cuenta con un argumento sustentado para modificar el decreto automotriz que plantea elevar el nivel de producción de 50,000 a 100,000 unidades anuales para obtener el registro como fabricante, puesto que, si pretende cancelar el registro a Toyota, está en todo su derecho con la ley actual, sentenció

"Le hemos expresado a la autoridad (SE) el impacto de este decreto, no estamos de acuerdo... Me parece que un cambio de esta naturaleza representa un cambio en las reglas del juego y, por supuesto, tiene implicaciones para la incertidumbre y el inversionista", respondió en conferencia de prensa.

Dijo que la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) está considerando la posibilidad de interponer algún recurso legal en contra de la posible modificación al Decreto Automotriz, adelantó el presidente del organismo, Eduardo Solís Sánchez.

El representante de las empresas armadoras en México estableció que si alguna empresa integrante de la AMIA faltó al decreto vigente, pues entonces que se le aplique la ley y las sanciones que le son acreedoras.

Sin embargo, dijo, la autoridad no puede decir que una empresa no cumple y con ese argumento le cambian las reglas. "Si no cumple con las reglas actuales, que se le apliquen sanciones conforme a la ley".

Semanas atrás, la Secretaría de Economía envió a la Cofemer un anteproyecto que modifica el decreto automotriz para el registro de empresas productoras aumentando el nivel de fabricación anual, en donde la ensambladora Toyota saldría afectada por incumplir con la cuota para recibir los apoyos gubernamentales

En entrevista, precisó sin embargo que serán las propias empresas afectadas las que determinarán si se protegen con algún recurso legal o no.

Esto después de que la Secretaría de Economía (SE) anunció modificaciones al Decreto Automotriz -que se encuentran en consulta pública en la Cofemer- a través de las cuales obligaría a los fabricantes en México a producir cien mil vehículos anuales y no 50 mil como está considerado, para gozar de beneficios arancelarios.

La semana pasada, el titular de la SE, Bruno Ferrari, dijo que con este proceso se pretende dar el mismo trato a todas las empresas armadoras en el país, pues si bien hay muchas compañías que realizan inversiones multimillonarias, hay otras como Toyota que no cumple sus compromisos en esta materia.

En ese sentido, Solís Sánchez declaró que la Asociación está de acuerdo en que se sancione a quienes incumplan el Decreto Automotriz, "pero, si como dice la empresa (Toyota), no las ha tenido, entonces ¿Por qué el cambio al decreto?".

Por lo tanto, aseveró que la industria no está de acuerdo con las opiniones expresadas en torno a la justificación de esas modificaciones.

Recordó que el sector jamás fue consultado para emitir tales modificaciones, por lo que, por lo pronto, ya emitió su opinión a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), aunque expresó la preocupación de los fabricantes por el avance que pueda tener la iniciativa del gobierno federal.

El representante de la industria automotriz dijo que ya tuvieron acercamientos con el secretario de Economía, Bruno Ferrari, pero dejó en claro que no hay nada en concreto.

En torno a las inversiones en el sector, Solís Sánchez expuso que como en cualquier otra industria, estos cambios a las reglas del juego provocan incertidumbre a los inversionistas y "por supuesto la incertidumbre no ayuda a las inversiones".

Cabe mencionar que la intención de realizar los cambios se dio a conocer después de que la empresa japonesa Toyota ganara la suspensión provisional de la NOM-163 de eficiencia energética el pasado mes de octubre.

Solís Sánchez declaró que la Asociación está de acuerdo en que se sancione a quienes incumplan el Decreto Automotriz, "pero, si como dice la empresa (Toyota), no las ha tenido, entonces ¿Por qué el cambio al decreto?".

Recordó que el sector jamás fue consultado para emitir tales modificaciones, por lo que ya emitió su opinión a la Cofemer, aunque expresó la preocupación de los fabricantes por el avance que pueda tener la iniciativa del gobierno federal.

El representante de la industria automotriz dijo que ya tuvieron acercamientos con Bruno Ferrari, pero dejó en claro que no hay nada en concreto.

En torno a las inversiones en el sector, Solís Sánchez expuso que como en cualquier otra industria, estos cambios a las reglas del juego provocan incertidumbre a los inversionistas y "por supuesto la incertidumbre no ayuda a las inversiones".

0 comentarios:

Crece desconfianza de ciudadanos en instituciones políticas: Flacso.  

*Elitismo partidario y malos desempeños gubernamentales: Las principales causas de la desconfianza ciudadana en México: José del Tronco

*  Desconfianza política de mexicanos arraiga corrupción y erosiona legitimidad del régimen

Ángel Iturralde

Desde el inicio de la alternancia durante el período 2000, la desconfianza de los ciudadanos mexicanos en las instituciones representativas no ha parado de crecer, afirma José del Tronco, investigador de La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede México en el artículo Las causas de la desconfianza ciudadana en las instituciones políticas en el México democrático, publicado en la revista Perfiles Latinoamericanos No. 40.

El investigador de la FLACSO considera que la confianza política es esencial para la democracia en su formato representativo, al vincular a los ciudadanos con las instituciones diseñadas para representar sus intereses. Ello es particularmente cierto para países con regímenes democráticos recientes, como México, donde la experiencia de los ciudadanos en su relación con las instituciones de gobierno no favorece la emergencia de pautas de confianza generalizada.

Este fenómeno generalizado de alienación y cinismo resulta de máxima gravedad, dados los desafíos que enfrenta el Estado de Derecho en el país -corrupción, crimen y abusos de derechos humanos-. Ello erosiona de manera significativa la legitimidad del régimen político (Parametría, 2012), por lo que desentrañar sus causas es importante para el fortalecimiento de la institucionalidad democrática.

Basado en el análisis de la Encuesta Nacional de Cultura Política (2008), el politólogo afirma que el ciudadano típico que desconfía de las instituciones políticas en México tiene el siguiente perfil:  Considera que las decisiones; partidarias y de gobierno no toman en cuenta sus intereses ni lo que piensa;  Cree que las decisiones de gobierno suelen ser poco transparentes;  Suele considerarse independiente, o simpatizar con el PRD; Su evaluación del desempeño económico es negativa, y cree, mayoritariamente, que las elecciones en el país no son limpias.

Como conclusión de su investigación, Del Tronco afirma que en México el factor estructural que más influye en la desconfianza ciudadana es la falta de representatividad de los políticos y las políticas, combinado con una evaluación negativa del desempeño económico e institucional.

En la encuesta se asegura que las variables que explican la desconfianza ciudadana son muy similares en el caso de los partidos políticos y los diputados, y ligeramente diferentes en el caso del presidente. En las primeras dos instituciones, las variables con mayor poder explicativo (responsiveness y eficacia política externa) refieren a la "calidad de la política" con la sola excepción de la identificación partidista, correspondiente al enfoque culturalista. Por su parte, en el caso de la desconfianza hacia el presidente, se agregan a estas variables dos indicadores de la calidad del desempeño: el funcionamiento deficiente de la economía respecto del año anterior (calidad de los resultados) y la creencia en que las elecciones no fueron limpias. Las causas de la desconfianza política en México (calidad institucional), que impactan negativamente en la disposición de  los ciudadanos a confiar en el jefe de Estado.

Asimismo agrega que el documento que en tal sentido, la desconfianza de los ciudadanos mexicanos en las instituciones representativas está determinada, como en el resto de América Latina —pese a las diferencias históricas y culturales— por la percepción del desempeño institucional, aunque sí existe cierta especificidad en las expectativas que tienen acerca del origen y funcionamiento de cada una de ellas.

El estudio añade que los trabajos realizados a lo largo de los años 2000 —ya iniciada la alternancia— muestran algunas tendencias interesantes que es necesario recuperar: a) los mexicanos presentan niveles significativos de valoración normativa del régimen democrático: seis de cada 10 mexicanos consideran que es el mejor régimen de gobierno, y tres de cada cuatro creen que vivir en democracia es bueno o muy bueno; b) la satisfacción con la democracia entre los mexicanos es muy baja. Pese a un leve aumento en el período 2000-2003, en promedio sólo uno de cada cuatro está satisfecho con el funcionamiento de la democracia, lo que ha sugerido que los mexicanos pudieran ser caracterizados como "demócratas insatisfechos"; c) los mexicanos mantienen cierto nivel de escepticismo frente a las instituciones representativas, especialmente los partidos políticos y en menor medida los diputados.

En ese sentido, los niveles de confianza han disminuido desde 2001 de manera progresiva, hecho que ha desembocado también en el crecimiento del abstencionismo, especial ¿y paradójicamente? en los sectores mejor educados, con bajos niveles de identificación partidista.

Finalmente el estudio remata: "La única excepción —ya evidenciada en el documento para el resto de América Latina— es la confianza en el jefe de gobierno. Para algunos autores, la desconfianza institucional como resultado del bajo desempeño de partidos y parlamentos conduce a la personalización de los procesos políticos (García Clark, 2003), mientras que para otros es más bien el resultado de esquemas culturales previos, vinculados al caudillismo. Aquí nos postulamos partidarios de la primera corriente, pero en cualquier caso, la relación entre ambos fenómenos —como se sugiere en las conclusiones finales— parece cada vez más evidente".  

Crece desconfianza de ciudadanos en instituciones políticas: Flacso.

Posted by LINO CALDERON No comments

Crece desconfianza de ciudadanos en instituciones políticas: Flacso.  

*Elitismo partidario y malos desempeños gubernamentales: Las principales causas de la desconfianza ciudadana en México: José del Tronco

*  Desconfianza política de mexicanos arraiga corrupción y erosiona legitimidad del régimen

Ángel Iturralde

Desde el inicio de la alternancia durante el período 2000, la desconfianza de los ciudadanos mexicanos en las instituciones representativas no ha parado de crecer, afirma José del Tronco, investigador de La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede México en el artículo Las causas de la desconfianza ciudadana en las instituciones políticas en el México democrático, publicado en la revista Perfiles Latinoamericanos No. 40.

El investigador de la FLACSO considera que la confianza política es esencial para la democracia en su formato representativo, al vincular a los ciudadanos con las instituciones diseñadas para representar sus intereses. Ello es particularmente cierto para países con regímenes democráticos recientes, como México, donde la experiencia de los ciudadanos en su relación con las instituciones de gobierno no favorece la emergencia de pautas de confianza generalizada.

Este fenómeno generalizado de alienación y cinismo resulta de máxima gravedad, dados los desafíos que enfrenta el Estado de Derecho en el país -corrupción, crimen y abusos de derechos humanos-. Ello erosiona de manera significativa la legitimidad del régimen político (Parametría, 2012), por lo que desentrañar sus causas es importante para el fortalecimiento de la institucionalidad democrática.

Basado en el análisis de la Encuesta Nacional de Cultura Política (2008), el politólogo afirma que el ciudadano típico que desconfía de las instituciones políticas en México tiene el siguiente perfil:  Considera que las decisiones; partidarias y de gobierno no toman en cuenta sus intereses ni lo que piensa;  Cree que las decisiones de gobierno suelen ser poco transparentes;  Suele considerarse independiente, o simpatizar con el PRD; Su evaluación del desempeño económico es negativa, y cree, mayoritariamente, que las elecciones en el país no son limpias.

Como conclusión de su investigación, Del Tronco afirma que en México el factor estructural que más influye en la desconfianza ciudadana es la falta de representatividad de los políticos y las políticas, combinado con una evaluación negativa del desempeño económico e institucional.

En la encuesta se asegura que las variables que explican la desconfianza ciudadana son muy similares en el caso de los partidos políticos y los diputados, y ligeramente diferentes en el caso del presidente. En las primeras dos instituciones, las variables con mayor poder explicativo (responsiveness y eficacia política externa) refieren a la "calidad de la política" con la sola excepción de la identificación partidista, correspondiente al enfoque culturalista. Por su parte, en el caso de la desconfianza hacia el presidente, se agregan a estas variables dos indicadores de la calidad del desempeño: el funcionamiento deficiente de la economía respecto del año anterior (calidad de los resultados) y la creencia en que las elecciones no fueron limpias. Las causas de la desconfianza política en México (calidad institucional), que impactan negativamente en la disposición de  los ciudadanos a confiar en el jefe de Estado.

Asimismo agrega que el documento que en tal sentido, la desconfianza de los ciudadanos mexicanos en las instituciones representativas está determinada, como en el resto de América Latina —pese a las diferencias históricas y culturales— por la percepción del desempeño institucional, aunque sí existe cierta especificidad en las expectativas que tienen acerca del origen y funcionamiento de cada una de ellas.

El estudio añade que los trabajos realizados a lo largo de los años 2000 —ya iniciada la alternancia— muestran algunas tendencias interesantes que es necesario recuperar: a) los mexicanos presentan niveles significativos de valoración normativa del régimen democrático: seis de cada 10 mexicanos consideran que es el mejor régimen de gobierno, y tres de cada cuatro creen que vivir en democracia es bueno o muy bueno; b) la satisfacción con la democracia entre los mexicanos es muy baja. Pese a un leve aumento en el período 2000-2003, en promedio sólo uno de cada cuatro está satisfecho con el funcionamiento de la democracia, lo que ha sugerido que los mexicanos pudieran ser caracterizados como "demócratas insatisfechos"; c) los mexicanos mantienen cierto nivel de escepticismo frente a las instituciones representativas, especialmente los partidos políticos y en menor medida los diputados.

En ese sentido, los niveles de confianza han disminuido desde 2001 de manera progresiva, hecho que ha desembocado también en el crecimiento del abstencionismo, especial ¿y paradójicamente? en los sectores mejor educados, con bajos niveles de identificación partidista.

Finalmente el estudio remata: "La única excepción —ya evidenciada en el documento para el resto de América Latina— es la confianza en el jefe de gobierno. Para algunos autores, la desconfianza institucional como resultado del bajo desempeño de partidos y parlamentos conduce a la personalización de los procesos políticos (García Clark, 2003), mientras que para otros es más bien el resultado de esquemas culturales previos, vinculados al caudillismo. Aquí nos postulamos partidarios de la primera corriente, pero en cualquier caso, la relación entre ambos fenómenos —como se sugiere en las conclusiones finales— parece cada vez más evidente".  

0 comentarios:

Entradas populares

What they says

free counters

CHAPINGO

CHAPINGO

Entradas populares

Con tecnología de Blogger.

Visitors