ELECCIONES DE MIEDO EL DOMINGO

Posted by LINO CALDERON on jueves, julio 04, 2013 0



“Paquetazo” de EPN 


“Ningún pueblo cree en su gobierno. A lo sumo, los pueblos están resignados”: Octavio Paz
*Billones y millones desaparecidos
*Elecciones de miedo el domingo
*Guerra sucia y violencia electoral
“Alerta roja” en varias entidades
“Pacto por México” sólo chantajes 
Peña-Nieto Al concluir las campañas proselitistas en 15 entidades que tendrán renovación de poderes locales, es cuesta arriba para la administración federal que encabeza Enrique Peña Nieto confirmar la plena confianza de los ciudadanos del país, como consecuencia de los grandes asuntos pendientes heredados de las gestiones de Vicente Fox y Felipe Calderón. Nadie da cuentas de los grandes recursos públicos que recibieron los gobiernos panistas, de las grandes inversiones de dinero de alrededor de dos billones de pesos adquiridos por la iniciativa privada, extranjera y nacional,  en bonos del gobierno federal; de los miles de millones de dólares captados por los excedentes petroleros; de los grandes recursos del patrimonio nacional ocultos en fideicomisos que no conoce nadie y que se han convertido en “fantasmas”; de los miles de millones de pesos captados con los “gasolinazos” y aumentos al gas y que sin embargo reportan grandes gastos por subsidios a esos energéticos, entre otros rubros. Puebla es otro estado en donde se desató la “guerra sucia”. El PRI acusa que el gobernador panista Rafael Moreno Valle es el autor intelectual de campañas en contra de sus candidatos. Aguilar Solís atribuyó al mandatario del manejo de grupos de jóvenes que quitan de las calles los promocionales del PRI y distribuyen volantes con “propaganda negra” contra sus aspirantes.  Sin duda alguna que el mexiquense heredó un “paquetazo” por aclarar y no se ve que los integrantes del gabinete económico tengan intenciones de, como primer paso, poner en claro en qué se han invertido en los últimos 18 años todos los ingresos públicos, cuando no hay grandes obras de infraestructura que puedan explicar la aplicación de partidas multimillonarias. De ahí que muchas posiciones se radicalicen ante la inmovilidad demostrada, mientras que han utilizado recursos en enderezar y modificar leyes para seguir aglutinando los medios de producción en una pequeña élite, y con ello contribuir a la concentración de la riqueza en un reducido grupo de multimillonarios. Es este el panorama nacional y contexto social que enmarcan los comicios en casi la mitad de las entidades del país.

ELECCIONES DEL MIEDO

Un ataque a balazos a una caravana de simpatizantes del candidato a diputado local del Distrito XXV de Oaxaca, Gustavo Díaz Sánchez, del PRI-PVEM, en la carretera de Acatlán a Cosolapa, y otra ofensiva con armas de fuego a la vivienda de la candidata a la regiduría tercera del PAN por el municipio de Yanga (zona centro de Veracruz), María del Carmen Luna Campos, sin que se registraran lesionados, se sumaron a la cadena de atentados y asesinatos de candidatos a cargos de elección popular que se han presentado en los últimos días, y a la ola de amenazas y miedo que ha propiciado la intervención del narco para influir en procesos electorales en varias entidades del país, ante lo cual se ha presentado un inexplicable silencio por parte de las autoridades federales y estatales.
Cuando se pensaba que la guerra sucia en diversas entidades para desprestigiar a los adversarios políticos sería la característica principal de estos comicios, muchos hechos de violencia se registraron contra candidatos y líderes partidistas, algunos de los cuales cayeron bajo una lluvia de balas.
Es inútil que senadores del PAN impulsen en el Congreso de la Unión un llamado al presidente Enrique Peña Nieto para que el Ejército garantice el orden, la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos en las 15 entidades donde habrá elecciones el próximo 7 de julio, ya que son ellos y sus lideres quienes han generado violencia en cada sitio al que acuden en apoyo de sus abanderados. Los legisladores panistas Francisco Domínguez, Mariana Gómez del Campo, José Rosas y Roberto Gil Zuarth aseguraron que hay “focos rojos” en Veracruz, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa y Aguascalientes. Dirigentes del PRD por su lado han hecho llamados al gobierno federal a intensificar la presencia de fuerzas de seguridad en zonas de riesgo o a tomar medidas como diseñar protocolos para que los aspirantes sepan qué hacer en situaciones de peligro.
Resulta extraño que los panistas no mencionaran Oaxaca, gobernada por su correligionario Gabino Cué, quien accedió al poder con una alianza entre PAN y partidos de izquierda, y donde ocurrió anoche el ataque a la caravana del PRI y PVEM y donde fue agredida el sábado pasado Rosalía Palma López, aspirante a diputada local también por la alianza PRI-PVEM, ataque en el que murió su esposo y su sobrina, y ella resultó herida. También en esa entidad fue ejecutado de tres tiros en la cabeza Nicolás Estrada Merino, presidente del Consejo Estatal del PRD en la entidad, cuyo cuerpo fue localizado la semana pasada. En cambio en las entidades a las que hacen mención es ampliamente conocida su incapacidad para gobernar y el que hubiesen dejado a su paso una esquela de corrupción.

También llama la atención que tampoco mencionarán Sinaloa, gobernada por el ex priísta y neopanista Mario López Valdez, alias ”Malova”, quien también accedió al poder tras renunciar a su militancia priísta y registrarse como candidato blanquiazul, y en donde fue ejecutado Jesús Antonio Loaiza Zamora, de 19 años de edad y sobrino de Amado Loaiza Perales, candidato de la alianza PRI-PVEM-Panal a la alcaldía de San Ignacio. Este joven era hijo de Antonio Loaiza, coordinador de la campaña de su hermano. También en esta entidad, el pasado 24 de junio, fue localizado el cuerpo de Eleazar Armenta, abanderado suplente del PAN y del PRD a regidor del municipio de Sinaloa. Armenta estaba en la planilla que encabeza Esteban López Beltrán, primo del gobernador Mario López Valdez.
Los senadores panistas tampoco mencionaron el estado de Durango, en donde fue ejecutado el mes de febrero pasado Mario Landeros, precandidato del PRI a la alcaldía de Lerdo. Los legisladores que liderea Gustavo Madero también omitieron mencionar a Chihuahua, donde el mes pasado fue ejecutado Jaime Orozco, candidato del PRI a la alcaldía de Guadalupe y Calvo.  En Veracruz, que si fue  mencionado por los legisladores del PAN, el mes pasado fue localizado el cadáver de Isaac López, candidato suplente del Partido Cardenista a la alcaldía de Martínez de la Torre. Unos días después, un grupo de hombres incendiaron autos de candidatos panistas en el municipio de Tierra Blanca.
La advertencia de que el narco permearía las campañas electorales en México ya es una realidad y no se ve que la Procuraduría General de la República o la Secretaría de Gobernación tengan una estrategia para contrarrestar la operatividad del narco en campañas electorales, con lo que los aspirantes a cargos de elección popular están totalmente expuestos a los grupos criminales que los amenazan con “¿plata o plomo?”. A esto se agregan las infantiles declaraciones de Leonardo Valdez Zurita señalando que las mafias no tienen interés en estar presentes en los procesos porque eso ya no es garantía de su libre operación.
Así, el Instituto Federal Electoral se ha limitado a condenar los hechos de violencia que han marcado las elecciones en 15 entidades y guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas. No hubo un llamado o un exhortó a las autoridades judiciales federales para aclarar los crímenes, dar con los responsables y aplicarles todo el peso de la ley.
Gustavo Madero, se ha restringido a su visión partidista al reiterar que el presidente Enrique Peña Nieto no está haciendo nada ante la oleada de irregularidades y denunciar que se está usando todo el poder para restaurar el régimen autoritario del PRI. “Estamos regresando a la prehistoria cavernícola del priísmo. Le están saliendo garras al monstruo, al dinosaurio que estaba un poco disfrazado, bien peinado”, señaló el controvertido líder.
La actitud de los miembros del gabinete de seguridad es sumamente preocupante porque como avestruces señalan que no pasa nada, claro, hasta que pasa. Para el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en la estrategia de seguridad federal no existen conflictos de disputas con las diversas instancias de gobierno. Dijo que a siete meses de iniciado el gobierno de Enrique Peña Nieto hay un trabajo coordinado de todos los sectores para construir una sociedad en paz. Ante 100 empresarios, Osorio Chong dijo que los avances en todos los ámbitos, pero particularmente en la seguridad, se construyen a través del diálogo y el esfuerzo de todos.
Sin acciones por parte del gobierno federal poco eco tienen los llamados de dirigentes priístas como el coordinador de lo senadores de ese partido, Emilio Gamboa Padrón, quien pide a los ciudadanos salir a votar el 7 de julio y no hacer caso a la “campaña de miedo” que se ha desatado en algunos estados a través de la violencia. El yucateco pidió a los partidos “cuidar a sus candidatos”. A lo que si se refirió Gamboa fue a la “guerra sucia” que levanta ”infundíos”  para desacreditar a candidatos, como ocurre en Baja California, Durango, Coahuila y Aguascalientes.
Por su lado, la “guerra sucia” fue permitida por la omisión de las autoridades de los tres niveles de gobierno, particularmente en los estados de Baja California, Aguascalientes y Puebla. En la primera entidad, los priístas se quejan de “calumnias” a su abanderado a la gubernatura, Fernando Castro Trenti, quien fue acusado de poseer una casa de 10 millones de pesos en una zona residencial de la Ciudad de México. Samuel Aguilar, secretario de Acción Electoral del tricolor afirma que el inmueble fue adquirido con un préstamo. Además, este miércoles, senadores del PAN presentaron ante la PGR una denuncia de hechos en contra de Castro Trenti, por ejercicio indebido del servicio público, ejercicio abusivo de funciones, tráfico de influencias, peculado, enriquecimiento ilícito y lo que resulte.
También los panistas de Baja California se quejan de lo mismo, de que se acusa de “ladrón” a su abanderado, Francisco “Kiko” Vega, hasta en spots de televisión, los cuales fueron suspendidos por las autoridades electorales locales. Los priístas acusaron a “Kilo” de tener más de 40 propiedades, por lo que se le debería investigar a fondo, como lo pidió Manuel Añorve Baños, vicecoordinador priísta de la Comisión permanente. Al abanderado panista se le acusó también “de haber realizado negociaciones ilícitas para apropiarse de terrenos propiedad del municipio de Tijuana, del cual fue presidente municipal”. Aún queda pendiente que se aclare la denuncia presentada por César Camacho, dirigente tricolor, sobre el desvío de más de mil 300 millones de pesos que realizara y utilizara el gobernador en apoyo de su abanderado.
En Aguascalientes se dio otro ejemplo de “guerra sucia”. En esta entidad, el procurador Felipe Muñoz aseguró que un grupo del crimen organizado financia a un candidato panista, a quien no identificó. La campaña, acusaron los panistas, fue implementada por el gobierno de Carlos Lozano de La Torre para desprestigiar al PAN y favorecer a los candidatos de su partido.
Puebla es otro estado en donde se desató la “guerra sucia”. El PRI acusa que el gobernador panista Rafael Moreno Valle es el autor intelectual de campañas en contra de sus candidatos. Aguilar Solís atribuyó al mandatario del manejo de grupos de jóvenes que quitan de las calles los promocionales del PRI y distribuyen volantes con “propaganda negra” contra sus aspirantes. 
Las elecciones locales pusieron en riesgo el Pacto por México. El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo, condenó que en la mayoría de los estados donde habrá comicios el próximo domingo, no se esté cumpliendo el Adéndum al Pacto por México, debido a las prácticas de los gobernadores del PRI, que insisten en querer llevarse carro completo. Aureoles dijo que a los mandatarios priístas ”les vale gorro” la advertencia del presidente Enrique Peña Nieto respecto a que no tolerará interferencias en los procesos electorales. Por su parte, el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, dijo que en la Cámara alta se acordó no convocar a un periodo extraordinario de sesiones si no existen “dictámenes compartidos” con la opinión de senadores y diputados, pues de lo contrario sólo habrá un “desencuentro público” entre las dos cámaras. Con estas posiciones se registra claramente el chantaje político de estos grupos en un escenario en donde el abstencionismo, sin duda, será el gran triunfador.

Y en la Comisión Permanente del Congreso, a cuatro días de las elecciones locales, legisladores del PRI  y del PVEM evitaron el debate electoral, pues se opusieron a que se adelantara la discusión de un dictamen con este tema, en el que se esperaba un debate fuerte y acusaciones de intromisión en los comicios por parte de los gobernadores.




Tagged as:
About the Author

Write admin description here..

Get Updates

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Share This Post

Related posts

0 comentarios:

Entradas populares